Opinión

Gustavo Coronel: Los malos consejos de Alberto Barrera sobre el diálogo venezolano


Gustavo Coronel

BARRERA EN EL NEW YORK TIMES

ver su artículo en:

https://www.nytimes.com/es/2021/05/30/espanol/opinion/venezuela-maduro-oposicion.html?smid=em-share

El destacado escritor venezolano Alberto Barrera Tyszka, quien tiene la dicha de ver sus artículos publicados por el New York Times, se manifiesta en su más reciente escrito a favor del diálogo entre la oposición y el régimen criminal de Nicolás Maduro. Me parece muy peligroso, tanto por lo que promueve como por la manera de promoverlo. Barrera es un autor  prestigioso y el diario tiene muchos lectores.

¿Qué nos dice Barrera Tyszka?

1- Una de las consecuencias más peligrosas y nefastas de la polarización política es el purismo moral: el proceso que sacraliza la propia opción política convirtiendo cualquier postura diferente en una suerte de pecado ético, de enfermedad social. Tanto el chavismo como la oposición hablan desde el “lado correcto de la historia”, se proclaman y declaran como estandartes de verdades inamovibles, como destinos religiosos. Desde estas perspectivas, obviamente, cualquier tipo de acuerdo con un adversario solo es una forma de traición.

Mi comentario: Sugerir que hacer énfasis en la inmoralidad el diálogo con asesinos y narcotraficantes es “nefasto y peligroso” indica la magnitud del ablandamiento que ha sufrido la sociedad venezolana. El uso que Barrera le da al  término “purismo moral” es peyorativo, parece pensar que oponerse al diálogo sobre bases éticas es negativo. Hay muchos venezolanos, yo entre ellos, quienes mantienen que cualquiera negociación con el régimen de Nicolás Maduro representa una entrega de principios y de valores que deberían ser defendidos a toda costa. ¿Desde cuándo las posiciones principistas representan un peligro? Yo pensaría que hay más peligro en el purismo pragmático que en el purismo moral.

 2- Agrega Barrera: Pensar que la única negociación posible implica la salida de Nicolás Maduro de la presidencia y la renuncia del chavismo a todas sus cuotas de poder es tan ingenuo e irreal como, del otro lado, proponer como condiciones para la negociación el levantamiento inmediato de las sanciones sobre Venezuela y el reconocimiento internacional de los poderes ilegalmente constituidos. Hay que comenzar por cambiar el punto de partida.

Mi comentario: Este párrafo es de igual gravedad. Llamar ingenua la pretensión de salir del régimen de Maduro y de exigir la salida urgente del chavismo de la escena nacional refleja una actitud que tenderá a promover la permanencia del régimen en el poder. Esta actitud contribuye a debilitar el componente ético que debe prevalecer en nuestra postura frente al régimen. Los conceptos que maneja Barrera son complacientes con el régimen.

 3- Dice Barrera: “Todavía ninguna de las partes quiere terminar de aceptar que la negociación no es una opción sino que es la única opción verdadera”, ha dicho el experto en políticas públicas Michael Penfold”.

Mi comentario: Esta rotunda aseveración parece no permitir ninguna otra opción a la de sentarse a negociar con la pandilla de criminales y narcotraficantes. Las transacciones con esta pandilla  conducen a una sociedad de esclavos. Si Chamberlain hubiera prevalecido un nieto de Hitler pudiera ser hoy primer ministro en Inglaterra.

¿Hubo venezolanos quienes trataron de persuadir a Bolívar de no ir a Carabobo? Ver: https://resistenciavenezuelasite.wordpress.com/2017/05/23/la-noche-anterior-a-la-batalla-de-carabobo/

4- Dice Barrera: La designación de las nuevas autoridades del Consejo Nacional Electoral, aun teniendo una mayoría chavista, abre la posibilidad de garantizar unas elecciones más equilibradas y transparentes, confiables, con observación internacional; permite retomar el camino de la política y del voto. También vuelve a abrir un viejo dilema: La negociación con el chavismo y la participación de la oposición en un proceso electoral ¿legitiman la dictadura? Sí, probablemente. Pero también permiten conquistar otros espacios, crear y establecer otras relaciones, interactuar de otra manera con la sociedad civil organizada, generar una comunicación distinta y directa con la población.

Mi Comentario: Barrera admite que negociar legitima la dictadura pero piensa que ello nos permitiría “conquistar espacios”. ¿Qué significa conquistar espacios? Participar conjuntamente con el régimen en el manejo de cosa pública, es decir, coexistir con el régimen. Tener algunos gobernadores y alcaldes quienes deberán interactuar con el régimen para poder hacer algún trabajo. “Pasa adelante”, le dijo la araña a la mosca, recibiéndola en su red.

 5- Finaliza Barrera diciendo: No hay otra manera de hacer política que la impureza. La única forma de intervenir en la historia es contaminándose con ella. No existe otra alternativa”.

Mi Comentario: ¡Que frase tan derrotista, tan resignada! Ya presupone la derrota de los principios. No es posible hacer política de una manera pura, honesta, digna. Se hace historia, dice Barrera, solo al contaminarse con ella.

Que tristeza.

Barrera es mejor que esto. Hasta los mejores toreros tienen una mala tarde.

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Compruebe también
Close
Back to top button