Entretenimiento

Historia real de la casa embrujada más famosa del cine


Foto archivo: GQ México

 

The Amityville Horror es una de las películas más aterradoras en la historia del cine y pocos saben que está basada en no una, sino dos historias satánicas tenebrosas.

Por GQ México

La historia comienza en una casa aparentemente normal en la calle 112 Ocean Avenue, en Long Island, una casa de madera en la que se cometió un brutal asesinato y, años más tarde, se convirtió en el centro de la pesadilla de una familia indefensa que tuvo que salir huyendo a la mitad de la noche, dejando todas sus posesiones atrás para poder salvar sus vidas.

En la madrugada del 13 de noviembre de 1974, la casa aparentemente normal de Amityville, en donde la familia DeFeo llevaba una vida suburbana tradicional, se convirtió en una brutal escena del crimen. Ronald DeFeo Jr, el hijo mayor de la familia, se levantó de la cama, tomó un rifle calibre .35 y le disparó a sus padres y a sus hermanos mientras dormían (su historia apareció en un documental de terror hace unos años).

De acuerdo con Ronald, o Ronny, mató a su familia siguiendo las órdenes de unas voces misteriosas que le ordenaron que lo hiciera. Las voces, supuestamente, pertenecían a una serie de espíritus malignos que habían tomado posesión de la casa, torturando a Ronald por meses antes de que cometiera su crimen.

El caso de los DeFeo fue muy comentado, algunos expertos alegaban que Ronny estaba loco y que se inventó lo de las voces para reducir su sentencia, pero, a pesar de la brutalidad y la relación con espíritus satánicos, varias familias se mudaron ahí tiempo después y una de ellas, los Lutz, incluso comentaron que experimentaron eventos paranormales en la casa, desde visiones extrañas hasta voces que provenían de la nada, y eso fue lo que los llevó a tomar a sus hijos y dejar todo sin mirar atrás.

¿La casa de Amityville realmente está poseída?

Ed y Lorraine Warren sin duda habían podido encontrar la verdad detrás del caso, ¿o no?

En los 70, el caso de los DeFeo dejó a decenas de personas pensando que Ronald DeFeo, que tenía 23 años cuando mató a 6 miembros de su familia, tenía que estar bajo el control de un espíritu maligno para cometer un acto tan cruel y sin sentido.

El mismo DeFeo confesó, pero, durante su juicio, dijo que había estado bajo el control de una entidad maligna que controló todos sus movimientos, y fue eso, al igual que las muertes de sus padres y hermanos, lo que dio pie a la teoría de que la casa tenía que estar maldita.

Detrás de la historia, Ronald creció con un padre abusivo, lo que lo llevó a abusar de drogas y alcohol, y, eventualmente, a tener un comportamiento cada vez más violento, incluso llegando a amenazar a su padre con una pistola. Ronald no podía mantener un trabajo y no ganaba suficiente dinero, así que sus papás decidieron permitirle que viviera en la casa y le daban un poco de dinero para que pudiera mantenerse.

Para leer más, ingresa aquí

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button