Economía

Caída de la demanda, el factor más perjudicial para la industria venezolana en 2020


 

 

La llegada de la pandemia a Venezuela hizo que las expectativas en torno a un mayor dinamismo económico para el 2020 se desvanecieran. A partir del inicio de la cuarentena decretada el pasado 13 de marzo para frenar la propagación del Covid-19, la gran mayoría de las empresas industriales y comerciales quedaron totalmente paralizadas. Los sectores priorizados para ejercer las actividades productivas -alimentos, comunicaciones y medicinas- abarcaron solo un mínimo porcentaje de estos sectores, los cuales han tenido que operar durante al menos ocho años bajo condiciones altamente desfavorables.

Por Oriana García | Banca y Negocios

De acuerdo con cifras del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios (Consecomercio) ya el 30% del comercio estaba amenazado antes de la llegada del Covid-19 a Venezuela, país que acumula siete años de recesión y tres años de una hiperinflación que ha desplazado el poder adquisitivo de los ciudadanos y, en consecuencia, ha golpeado duramente a la actividad comercial.

Las estimaciones del gremio sostienen que entre 80% y 90% de los comercios ha enfrentado enormes dificultades, puesto que apenas 2 de cada 10 empresas privadas del país han podido operar sin interrupciones durante esta pandemia, como consecuencia del esquema 7+7 impuesto por el Gobierno nacional como estrategia para frenar la propagación del virus.

Para Consecomercio, la variable más importante que influye en el comportamiento del comercio venezolano es el consumo interno, que el año pasado cerró con una caída del 30% como consecuencia de la fuerte caída del poder adquisitivo de los venezolanos, quienes han tenido que priorizar, en la medida de sus necesidades y capacidades, la compra de alimentos o medicinas por encima de cualquier otro bien.

En ese orden, la organización prevé que por la influencia del Covid-19, el 2020 va a terminar con una caída de 76% del consumo, según los estudios más recientes.

La situación del parque industrial venezolano es igual de desalentadora. Este año, según la data de la Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria) el sector se contrajo 50% en comparación a 2019, pues alrededor de 1.200 empresas no aguantaron la paralización económica que provocó la pandemia y no han podido retomar sus operaciones.

En la misma línea, la baja demanda nacional se mantuvo durante todo el 2020 como el factor que más impactó la fabricación de productos, seguido de la escasez de combustible para transporte y operaciones, así como la precariedad de los servicios básicos.

Lea más en Banca y Negocios

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button