Deportes

Los “abuelos futbolistas” marcan el paso en la liga japonesa


 

¿Colgar las botas? Ni hablar. La leyenda Kazuyoshi Miura desafía las leyes de la naturaleza jugando con el Yokohama FC a los 53 años. Es el símbolo de una liga japonesa que comienza el viernes y en la que brillan los ‘abuelos futbolistas’, lejos del fervor por la juventud de otros campeonatos.

En el país con la población más ‘vieja’ del mundo, con un cuarto de la misma por encima de los 65 años, Miura es un símbolo.

El delantero, apodado ‘Rey Kazu’, es el jugador profesional de más edad del mundo. Y no es el único. En Japón hay nueve futbolistas de más de 40 años que estarán en la nueva temporada de la J-League, desde el viernes, el día en el que Miura festejará sus 54 años.

Este veterano del área rival también es el jugador de más edad en marcar en un partido profesional, con 50 años y 4 días a comienzos de 2017. En enero renovó su contrato con el Yokohama, al que llegó en 2005 ya con 38 años, una edad en la que normalmente los futbolistas suelen optar por la retirada.

El defensa holandés Calvin Jong-a-Pin, uno de sus compañeros en Yokohama, piensa que la intensidad física de la competición, inferior que en otros campeonatos, es un factor favorable que ayuda a extender las carreras.

– ‘Morir en el campo’ –

 

“Está supermotivado, es un verdadero profesional”, subrayó sobre su ilustre compañero este ‘chaval’ de 34 años. “En el entrenamiento tenemos sesiones bastante intensas y corriendo siempre está delante de los otros, termina siempre el primero”, relató.

“Me ha dicho que quiere morir en el campo. Yo quiero creerle, algún otro debería pararlo, pero él solo no lo hará”, añadió Jong-a-Pin.

El defensa explicó que Miura tiene un entrenador presonal “que le sigue por todos los lados” y un chófer “para no perder energía conduciendo de su casa al centro de entrenamiento”.

Miura comenzó su carrera profesional en 1986, en el club brasileño Santos, casa del auténtico ‘Rei’, Pelé.

Treinta y cinco años después, no está contento porque el curso pasado solo disputó cuatro partidos: “Desde un punto de vista personal, no fue una temporada satisfactoria, pero mi ambición y mi entusiasmo por el fútbol se han multiplicado”.

– Un ejemplo a seguir –

 

Shunsuke Nakamura, antiguo centrocampista del Celtic Glasgow y del Espanyol, mantiene su toque a los 42 años, así como los antiguos internacionales Junichi Inamoto, Yasuhito Endo y Teruyoshi Ito -de 46-, todos cuarentones.

“Creo que la cultura japonesa podría tener que ver algo”, declaró a la AFP Keiki Tamada, atacante de 40 años que juega en la segunda división, en el V-Varen Nagasaki.

“Está claro que el objetivo es jugar partidos, pero pienso que muchos jugadores siguen con sus equipos porque sienten que pueden aportar una contribución más allá de esto”, explicó.

El centrocamista Shinji Ono, que hace casi 20 años jugó en el Bochum y en el Feyenoord, tiene 41 años y va a comenzar su 24ª temporada como profesional. Cree que hay un fenómeno de emulación entre la antigua generación.

“A veces nos encontramos y hablamos. Pero nunca lo hacemos del tema de la retirada porque entre nosotros sentimos que cada uno sigue sintiendo placer jugando al fútbol”, señaló el jugador del Consadole Sapporo.

AFP

Artículos relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Back to top button